econmía consciente

Economía Consciente, ¿qué es?

 

La economía consciente es un concepto muy amplio, en el que convergen diferentes variables, sin embargo, sus cimientos se basan en la articulación de valores y relaciones que determinan tu vida.

Con esto me refiero a todo tipo de relaciones, personales, profesionales, la relación que llevas contigo mismo, e inclusive, como interactúas con tu dinero. Tus creencias y valores están incluidos.

En primer lugar, debemos entender que el concepto de “economía consciente”, va mucho más allá de números y matemáticas. Y ya no es teoría, está funcionando.

Su práctica se sustenta en la formación de interrelaciones personales y profesionales bien fundamentadas, que aporten valor a todos.

Es una economía que tiene mucho más que ver con el aporte al mundo cuando nos desenvolvemos profesionalmente en él, que con la cantidad de ingresos que generamos con nuestro trabajo. Curiosamente, las empresas conscientes ganan más dinero y son más viables: la gente las prefiere.

Quiero enseñarte un poco más sobre esta nueva manera de ver las finanzas que estoy seguro que cambiara por completo tu vida.

Una buena manera de empezar es preguntándote:

  • ¿Tengo una relación sana con mi dinero y la forma en la que lo consigo?
  • ¿Qué tan útil soy para mi entorno?

Estas preguntas te ayudaran a tener una visión más clara de tu estado actual, respóndete con la mayor sinceridad posible y ponte en marcha, es hora de mejorar.

La economía consciente se basa en:

  • Ganar-Ganar: es la economía donde velas por los intereses de las personas con las que interactúas de la misma manera como proteges los tuyos.
  • El ser por encima del tener: prevalece lo que somos en el ámbito espiritual por encima de los bienes materiales.
  • Respetar: honrar y respetar a los demás y a nosotros mismos -por encima de obtener bienes materiales-, sin distinción de raza, sexo, edad ni ninguna otra característica de las que nos diferencian como seres humanos.
  • Valores: ser coherente con los valores es una parte fundamental, pensar, decir y hacer en total concordancia. Cuando lo que haces está en armonía con tus valores, le aportas automáticamente un valor, consiguiendo así mejores resultados.
  • Trabajar: lo asociaras inmediatamente con obligación, pero no es así, cuando trabajas desde la economía consciente, el trabajo pasa de ser una obligación a ser una satisfacción personal, porque haces lo que quieres hacer y cuando quieres hacerlo.

Establecer la economía consciente como un estilo de vida, te puede generar beneficios personales, y no solo eso, también beneficias a los que te rodean.

Te permite ser responsable y justo con los recursos que tienes a tu disposición, situación que es favorable en cualquier momento de la vida.

Quienes deciden este estilo vida, saben que el bien común es el objetivo.

 Lo que haces viene del corazón, y esto te permite:

  • Hacer dinero feliz.
  • Hacer compra y venta feliz.
  • Trabajar feliz. (Ya seas emprendedor o empleado para alguna empresa con la que compartas valores)

Sí, todo es feliz, el secreto es hacer las cosas desde el amor y en plena consciencia, ¿Te animas? Te invito a que lo intentes y me cuentes como te resultó.

Como siempre, existen las excusas y los miedos al momento de hacer cambios significativos en los hábitos de vida, eso de entrar en un estado de consciencia puede sonar aterrador para muchos.

Empieza a actuar en función de tus talentos, de tus valores y los resultados te sorprenderán.

Quisiera por un momento que te detengas a pensar cuantos productos consumes a diario que ni siquiera sabes si la empresa que los fabrica comparte valores contigo.

Todos en algún momento nos dejamos llevar por la publicidad, por los geniales beneficios que te ofrecen los productos que están en el mercado, pero ¿es realmente necesario consumir todo lo que nos quieren vender?

Cuando haces una compra sin estar en plena conciencia, caes en el circulo vicioso de un consumidor más, aquel que aporta ganancias a una empresa con la que no comparte valores, una empresa que probablemente no sea ética y solo piense en el enriquecimiento sin aportar ningún beneficio a los demás.

Si por el contrario empiezas a consumir productos en un estado de consciencia, donde no te dejas llevar por publicidad ni te dejas imponer necesidades que realmente no tienes, tu vida sin duda empieza a cambiar.

Contribuir con una empresa que no ayuda a sus empleados y que no hace acciones sociales para la comunidad, no aporta nada a tu vida ni a la de los demás. En cambio, si realizas una compra a una empresa que se caracteriza por su ética y tiene como objetivo el bienestar social, estarás automáticamente en el lado correcto de la economía consciente, del ganar-ganar.

Espero hayas disfrutado de este contenido que he dejado para ti, recuerda que el mejor momento para comenzar a cambiar es ya.

En este vídeo que he dejado para ti en YouTube, podrás ver más contenido.

Si el tema te apasiona y sabes que puedes lograr más, forma parte de mi video escuela: 

vc-dinero-feliz

Espero tus comentarios.

Un abrazo.

 

 

 

6 comentarios
  1. Eugenio Gil
    Eugenio Gil Dice:

    Qué artículo más genial. Gracias que en casa estamos asociados a una empresa con esos valores que describes. Un abrazo, y con tu permiso lo comparto

    Responder
  2. Sandro
    Sandro Dice:

    Açò anirà agafant força. La informació a l’abast de noves generacions fomentarà el creixement social conscient.

    Gràcies per compartir mestre.

    Responder
  3. Andrés de León
    Andrés de León Dice:

    El contenido es de mucha ayuda para los que estamos empezando a nutrir nuestro conocimiento para lograr nuestros objetivos en los negocios.

    Gracias
    Adelante con más experiencias

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *