Para ganar dinero, antes tendrás que ayudarles a ganar

 

Mientras escribía «Dinero Feliz», identifiqué las razones por las cuales «el juego del dinero» se pierde tan a menudo por empleados, autónomos, funcionarios, emprendedores y empresarios. Desconocen las reglas de juego. Sigue leyendo para averiguarlo…

La razón por la que todos pierden es esta: nadie piensa en los demás.

Voy a razonarlo porque parece un contrasentido:

A) Cuando un empleado, o un funcionario, piensa antes en las necesidades de los demás (su empresa) antes que en sí mismo, está creando un destino financiero que le recompensará, en ésa o en otra empresa, con mejores oportunidades y mejores sueldos. Cuesta aceptarlo, pero cuesta más, y en dinero, no aceptarlo y tratar de llegar a fin de mes a la desesperada.

Y

B) Cuando un emprendedor, autónomo o empresario piensa antes en sus clientes y proveedores que en él mismo, está sentando las bases para hacer prosperar su negocio sin que el contexto pueda evitar su éxito duradero y verdadero. Cuesta creer que haya negocios que se preocupen por la gente en lugar de por el dinero exclusivamente, pero no entenderlo es auto excluirse de cualquier posibilidad de tener un negocio.

La mala práctica es pensar primero en ti.

La economía va como va porque el paradigma dominante es «yo por encima de los demás y primero». Con esta mentalidad no me extraña que nos hallemos en plena recesión y que la crisis no sea más que un aviso para las desgracias financieras que aguardan.

Tú bien está en su bien, pero hallar tu bien antes deberás demostrar que te importa su bien de verdad. No decirlo, no fingirlo, sino demostrarlo.

Si piensas antes en los demás, podrás tener todo tipo de riquezas. Que conste que no lo digo para que nadie: «sea bueno», «haga buenas obras», o «se gane el cielo». Soy un hombre de negocios pero tengo conciencia y corazón y los antepongo antes que nada en todo lo que hago. Si lo digo es por el propio bien, lo llaman «egoísmo iluminado» o «egoísmo consciente» (hacer el bien para que te vaya bien). Punto.

La recesión no es casual, era inevitable.

Tengo 3 preguntas para ti:

  • ¿Tu trabajo mejora el mundo de alguna manera?
  • ¿Vas a trabajar por algo más grande que ganar dinero?
  • ¿Contribuyes a algo más grande que tú?

Cuando el único interés es ganar y olvidarse de qué ganan los demás, se acaba muy solo… y muy pobre.

Siempre que quieras conseguir algo, ayuda a otro a conseguir eso mismo. Con el dinero funciona como un reloj.

Si quieres avanzar en este universo de prosperidad sin límite, descubre nuestro video curso: Dinero Feliz

Video Curso Dinero Feliz

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *