Este es el secreto de la abundante riqueza

 

Quiero transmitirte que para hacer dinero no hace falta dinero, como muchos piensan. Hoy no, pues ya no estamos en la era industrial sino en la del conocimiento.

Cuando le pregunto a una persona cual es su mayor riqueza me contesta cosas como estas: mi casa, mis propiedades, mis ahorros en el banco, mis clientes, mis títulos, una herencia que espero, mi puesto de trabajo, una colección de no sé qué, mis manos… Agito la cabeza y le digo que no ha entendido, que todo eso son subproductos de su verdadera riqueza. Sigue leyendo porque te revelaré el secreto de la abundante riqueza.

Antes de hacerlo, déjame que te exprese mi visión: que cada persona del planeta disponga de 1 millón de dólares. Te aseguro que el mundo hay ese dinero y mucho más en otras monedas. De hecho, somos 7.500 millones de personas y hay billones de dinero en el mundo. Si cada persona tuviese de ese millón, todos estarían más relajados y solo se trabajaría en cosas que se aman por vocación. Quiero que todos tengamos un millón de dólares en el banco.

Volviendo a cuál es tu mayor activo financiero (la razón de la abundante riqueza) te revelaré que se trata de “tu capacidad para generar diferentes ingresos”. Vuélvelo a leer ya que es más complejo de lo que parece. ¿Cuántas formas de ingresar dinero tiene activas? ¿Cuántas puedes activar en los próximos 12 meses? A eso me refiero, a la habilidad para hacer dinero, crear flujos de ingresos, crear activos que renten regularmente… algo controlable y escalable.

Te aseguro que la persona promedio no ha desarrollado esa habilidad y solo conoce una forma de ganar sus ingresos y por desgracia es a costa de cambiar su tiempo por dinero (una mala receta).

Y el subproducto más valioso de la riqueza es tu tiempo libre (dejar de ocupar 40 horas semanales durante 40 años en la vida para vivir al día), tiempo libre para lo que cuenta, para los tuyos, o para ti. Olvidarse de un horario y de un jefe, de un sueldo aburrido y a la baja. El dinero no puede hacerte feliz, ya lo sé, pero sí te puede hacer libre y devolverte el tiempo que vendes en un empleo o a tus clientes.

¿Cómo hacerlo? Con dos pasos: 1) educarse financieramente (un año mínimo y después reeducarse de por vida) 2) aumentar la inteligencia financiera (es fruto de lo anterior y toma más años). Por supuesto, no creo en la riqueza rápida y fácil. La persona abundante ve cosas que el resto no ve, distingue oportunidades donde los demás no perciben nada. Usa palabras diferentes y paradigmas diferentes, por eso sus cuentas en el banco son diferentes.

No hablo de tener ideas de negocios, eso lo tiene cualquiera, esa es la parte fácil; yo me refiero a activar la habilidad para transformarlas en proyectos viables.

Por eso estoy en el sector de la educación financiera: tengo una visión y una plataforma educativa para desarrollar inteligencia financiera. En esta web tienes material para empezar en la pestaña de “Programas” y puedes seguir en mi pestaña de “Recomendados”. En el 2014 editaré mi nuevo libro sobre dinero, pero mientras organizaré varios eventos con ese objetivo: educar financieramente (facilitar herramientas para crear activos) y activar su inteligencia financiera (capacidad para percibir diferencias que la mayoría no ve).

Resumen: el secreto de la abundante riqueza no son cosas, no es dinero, no es un negocio… es tu habilidad para improvisar ingresos diferentes de forma continua. Lo que que se dice: “saber hacer dinero”. Imagino que quieres aprender cómo…

 

11 comentarios
  1. Iván
    Iván Dice:

    Los conceptos que transmites en este website , así como en tus libros, yo personalmente he empezado por “El códifgo del dinero”, deberían ser material de estudio de cualquier escuela de formación de cualquier edad, y en cualquier parte del mundo.

    Efectivamente, mi caso personal es el de un ingeniero con un posgrado y un master, y además empresario de 37años, en ninguna parte he encontrado formación en dinero, de cómo cambiar la mentalidad para hacer próspera mi economía personal, y puedo decir que he alcanzado salarios de cierto nivel, con respecto a la media. En cierto modo, me siento identificado con el Padre biológico de Robert T. Kiyosaki.

    Gracias por hacerme despertar Raimon. Estamos en contacto.

    Responder
    • Raimon Samsó
      Raimon Samsó Dice:

      Ivan, tenemos en común el haber estudiado y estudiado pero sin salir de la noria a ninguna parte. Solo cuando cambiamos de mentalidad respecto al dinero nos limitamos de las limitaciones y podemos ganar el juego del dinero.
      Un abrazo, amigo por recordarlo.

      Responder
  2. deivi
    deivi Dice:

    Me encanto lo que compartiste, sobre todo que estamos en la era del conocimiento, lo voy a combinar con lo que estoy haciendo para mejorar mis resultados, muchas gracias

    Responder
  3. César
    César Dice:

    Muchas gracias por este consejo , lo tomaré muy enserio bendiciones y nuevamente gracias por compartir tus conocimientos y ánimo a todos los que siguen sus sueños para lograr una mejor calidad de VIDA.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *