Entradas

Educación Financiera

¿Por qué es importante dedicarse a lo que te apasiona y a ninguna otra cosa?

Es importante para que te vaya bien, para que sea rentable y seas feliz.

Si alguien quiere que le vaya bien le tiene que gustar lo que hace para ganarse la vida, porque no te van a dar medallas, para algo que no te gusta. Nadie triunfa en lo que detesta.

La gente, el mercado, tu público, no va a apreciar valor en algo que se entrega solo para cumplir, o se entrega con dolor. Cuando algo te apasiona, no vas a cumplir, vas a ser excelente, porque disfrutas con eso.

Es un tema de rentabilidad, si quieres que te vaya bien, y quieres ganar dinero, te tiene que apasionar, si no te apasiona no te puede ir muy bien. Ahora con la pasión no basta. Debes ser excelente en la entrega, la performance, el desempeño y la puesta en escena.

Hacer lo que no te gusta, te lleva a una vida difícil. Y hacer lo que te gusta te lleva a una vida difícil, en el sentido de que en el mundo nada es fácil al principio. Me alegro de que las cosas no sean fáciles. Cuánto más difícil mejores resultados.

Y que algo sea fácil o difícil nunca debe de ser un criterio para hacer las cosas o no. Una cosa se tiene que hacer porque crees en ella, y porque no crees en ella, no la haces. Pero tiene que ser más del corazón, que la facilidad.

La facilidad es floja y lleva a bien poca cosa.

La educación financiera es clave en este proceso de convertir pasión en resultados.

Mira este video:

 

 

Lée este libro:

Adelanta tu jubilación: retírate joven, no cuando estés acabado

El dinero se hace en la mente, todo se hace en la mente. Cualquier cosa, nuestra felicidad o infelicidad, nuestra salud o enfermedad, nuestra prosperidad o nuestra ruina, se hace primero en la mente. Las creencias crean experiencias.

Todo lo que nosotros vemos en el mundo real, se ha gestado en el mundo mental, emocional y espiritual, antes.

Y el dinero también, porque las personas actúan conforme a sus creencias, y cuando estas creencias cambian, su comportamiento también cambia. Así que las personas, si quieren modificar su estado financiero, deben de cambiar sus creencias sobre el dinero y también sus comportamientos con el dinero.

Las personas somos muy parecidas, tenemos las mismas capacidades y las mismas posibilidades, todas. Pero no tenemos las mismas creencias. Nuestro cerebro es parecido, lo único que cambia es el software que hemos puesto en nuestro cerebro. Y cada persona que circula por el mundo lleva un software ( creencias ) muy particular y diferente al resto, y eso es lo que marca la diferencia entre las personas, no es un tema de suerte, es un tema de foco.

Escucha este audio:

Lée este libro:

Raro es un día sin ingresos

En este video quiero contarte algo muy interesante, lo que dice el título: “Raro es el día en que no hay ingresos”.

Yo sé que esto puede sonar un poco extraño por que estamos acostumbrados, y entrenados, para tener nada más que un ingreso al mes; es decir, cuando las personas entran a un mercado laboral se programan para que sólo un ingreso a final de mes.

Da igual, si es una nómina, un cheque, una transferencia… eso es todo lo que hay, siempre es el mismo importe, siempre es el mismo día. Y hay que esperar un mes entero para volver a tener ingresos. Surrealista, inaceptable…

Esto es lo que la mayoría de las personas consiguen y peor: creen que es la única opción posible para generar ingresos.

Pero te voy a hablar de otra opción tan real como esta y es la de tener múltiples líneas de ingresos, con lo cual raro es el día que no ingresas.

Fíjate que es todo lo contrario a lo conocido. Cuando una persona tiene una nómina, cobra una vez al mes por lo cual te dirá que “raro es el día que tiene ingresos”, pues solamente ocurre una vez al mes.

Ingresos por norma o ingresos como excepción. Tú eliges.

Cuando eres un experto, una persona emprendedora, y lo haces bien; es decir: conoces y poseés el código del dinero, entonces raro es el día que no ingresas. Pues ingresas todos los días, y el día que no ingresas es una excepción, es rarísimo, una anomalía. Puede ocurrir uno, dos, tres, cuatro días máximo… -cuando mucho- en los que no tienes ingresos.

No ingresar a diario es una anomalía.

Bueno, ¿y esto cómo se hace?, diversificando esas fuentes de ingresos, con un negocio propio, y múltiples líneas de ingresos.

Es preciso ser un hombre o mujer de negocios; tanto es así que que te es difícil incluso saber cuánto ingresas al mes.

Una persona rica desconoce la cifra que ingresa al mes.

Como tienes tantas fuentes diferentes de ingresos, y además son variables no fijas, es realmente difícil, cambiante, saber qué es lo que cobras cada mes, eso es lo mejor de lo mejor: no saber cuanto ganas.

Mira este video:

                        

Léete el libro:

O ingresa en esta video formación:

Cómo sembrar dinero

El dinero es un tema que despierta pasiones, a algunos el dinero les crea una sensación ambigua de amor u odio. A nadie deja indeferente.

Lo quiero pero no lo quiero, es bueno pero no sé… Toca definirnos ya, tomar posiciones, porque esa ambivalencia, ese pensar que es malo, o que puede convertirme en alguien poco espiritual, es sin duda un freno a la prosperidad y a la riqueza.

Este video debería de ser un punto de inflexión para hacer las paces con el dinero de una vez por todas. Y para poner conciencia sobre todo en el tema del dinero y para vivirlo de otra manera.

Yo tengo muy claro que la prosperidad proviene de uno mismo y no de los demás, uno se la da a sí mismo o no se la da. Sí, tú te das tu dinero. Todo proviene de ti, la riqueza, la prosperidad, la abundancia en todos los sentidos.

Todo viene de uno mismo, de lo que somos. Viene de nuestras creencias, de nuestro nivel de conciencia, de nuestros paradigmas, de nuestros hábitos y también de nuestros comportamientos.

Si quieres saber más da click en el video…

Es tiempo de una lectura que te cambiará más paradigmas: